BIENESTAR DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA DURANTE EL ESTADO DE ALARMA – COMUNICADO II

Madrid, 23 de Abril de 2020,

Cuando hablamos de parentalidad positiva, nos referimos a comportamientos de las personas referentes adultas que garantizan el bienestar de los niños y niñas. Es decir, promueven el desarrollo de sus capacidades sin violencia, resolviendo los conflictos de forma positiva, se les proporciona el reconocimiento y la orientación necesaria, pero también se establecen límites a su comportamiento, todo ello para posibilitar su pleno desarrollo.

La educación y cuidado de los niños y niñas es un trabajo continuo que puede resultar complejo. Por ese motivo, las familias en ocasiones necesitan apoyo y orientación ya que tienen que estar permanentemente involucradas en el proceso de formación de sus hijos e hijas, y formar significa educar acompañando.

En la situación actual, las familias tienen que conciliar su trabajo, con las tareas familiares y con la educación, tareas escolares y tiempo de ocio de sus hijos e hijas. La experiencia nos dice que las habilidades educativas en algunas familias se están viendo afectadas fruto del estrés que produce el confinamiento en el entorno familiar, produciendo situaciones de riesgo.

Por este motivo, desde FAPMI queremos apoyar a las familias ofreciendo recursos que ayuden a solucionar los conflictos que puedan surgir para que puedan mejorar el clima familiar:

 

Más información: comunicado

Autor entrada: ACIM